Cuando no tienes clases por la tarde es bastante fácil que la siesta se alargue más de lo normal y cuando te quieras dar cuenta, hayas perdido la tarde entera y ya es la hora de cenar. ¡Te repites una y otra vez que mañana harás algo productivo, pero eso no suele pasar… Don’t worry! Por aquí una serie de tips que harán que le saques provecho a tus tardes libres.

1.Organízate la semana.

Sí, lo sé es complicado, pero si organizas los trabajos durante la semana podrás dedicar algunas tardes a hacer las cosas que realmente te gustan. ¡Hay tiempo para todo!

2.Practica alguna actividad física.

Es importante realizar algún deporte, si lo tuyo es correr, sal e investiga nuevos lugares. O simplemente haz yoga en algún parque. El gym siempre es una opción y si te gusta jugar en equipo, pues apúntate. Tienes mil opciones, así que ¡mueve el culo!

3.Estimula la creatividad

Un cine, una expo, un libro, o un museo, cualquier cosa que te motive es bienvenida. Y para los más creativos, por qué no pintar o componer algo. Siempre comentas con tus amigos las ganas que tienes de sacar ese proyecto adelante, no te lo pienses más ¡hazlo!

4.Aprende idiomas

Lleva tiempo resistiéndosete el inglés o quizás tienes ganas de aprender alemán o italiano. Siempre es buen momento para aprender y piensa que será una barrera menos a la hora de irte de Erasmus o simplemente viajar a ese país que tantas ganas tienes de conocer.

5.Juegos con tus amigos

No, no hablo del parchís o sí… cada cual. Hay infinidad de juegos divertidos que amenizan cualquier tarde, desde el de adivinar películas con mímica, hasta el juego de adivinar palabras con papelitos. Una play, o una partida de tenis en la wii. ¡Siempre está guay evadirse!

Ahora ya no tienes excusa, así que aplícate estos tips y deja de echarte siestas de dos horas.