En unos días, se cumplirán dos meses desde que empezaron las clases online. Y aunque algunos de vosotros hayáis realizado algún tipo de formación en el pasado exclusivamente a través de internet, todos estaremos de acuerdo en que no son unas “simples” clases online, esto es mucho más. De hecho, es una situación extraordinaria, por todo lo que conlleva para nuestro día a día. Por eso, desde las Residencias Micampus, queremos daros unos consejos para llevarlo mejor y sacarle el máximo partido a tus clases y las horas de estudio.

Establece una rutina

¡Fuera el pijama! Lo primero que te recomendamos es que te prepares y te vistas, como si fueras a asistir físicamente a clase. El hecho de vestirse, es esencial para mantener la estructura básica del día y un gran hábito de salud mental.

Además, una de las cosas buenas de tener un horario fijo de clases online, es que sí o sí vas a tener que estar delante de tu ordenador esas horas, lo que te permitirá crear una rutina fija y te ayudará a organizarte de lunes a viernes, tanto las horas de estudio de la universidad, como tus momentos de ocio.

Crea tu espacio 10

Es muy importante configurar un espacio. Si es posible en exclusiva para estudiar y estar durante las clases. Tener un lugar solo para eso, te ayudará a desconectar en el momento que termines tus tareas y salgas de él.

Tu mesa debe estar lo más limpia y despejada posible. Solo necesitas tu ordenador, apuntes y tu estuche. Olvídate de cualquier decoración o elementos que puedan distraerte.

Si estás con familiares, deberían saber tus horarios de clase y estudio, para que te molesten lo mínimo posible.

Pero si por el contrario, sigues en alguna de las residencias Micampus de toda España dispones de las aulas de estudio, además de tu propia habitación, donde podrás estudiar a tu ritmo sin que nadie más te moleste. Ya que han sido diseñadas para poder trabajar de la forma más cómoda, con gran cantidad de luz natural y sin distracciones.

Estas medidas, permitirán que durante el tiempo que apliques a tu estudio, sea muchísimo más productivo.

Tómate un respiro.

Igual que es necesario establecer los tiempos de clase y estudio, también lo es saber que necesitas tus tiempos de descanso. Puedes tomar de referencia, los mismos descansos que en la universidad. Debes encontrar un equilibrio. Si no descansas lo suficiente, perderás la concentración y nuestro cerebro se agotará de forma más rápida, pero si por el contrario, descansas en exceso, te costará más volver a concentrarte y retomar el estudio. Otra opción es salir a despejarte (dentro de las franjas horarias establecidas por el gobierno, en función de tu edad), ya sea dando un paseo, haciendo running o con tu bici. Siempre viene bien un poco de aire fresco.

Tira de tecnología

Gracias a los tiempos tecnológicos en el que vivimos, tenemos una gran variedad de herramientas y Apps a nuestra disposición, que nos pueden ayudar a sacarle partido a esta situación.

Como bien sabes, hay muchísimas aplicaciones gratuitas para comunicarte con tus compañeros de clase y profesores, pero por si se te ha escapado alguna, te proponemos: Hangouts, Zoom, Skype o hasta la propia aula virtual, si es que tienes opción en tu universidad.

Pero si quieres subir un peldaño en el mundo de las Apps de organización de trabajo, te recomendamos Asana.

Una herramienta para gestionar tus tareas y proyectos, que te ayudará a organizar los trabajos en grupos de forma colaborativa, gracias a sus tableros y planificador, para que puedas crear todas las listas de trabajo que desees.

Y como no todo va a ser estudiar, aprovechamos este apartado, para sugerirte que también uses las apps para desconectar y quedar con tus amigos a través de la pantalla, con HouseParty o ponerte al día con tus series favoritas en HBO, Netflix, etc. ¿Quieres más ideas? Visita nuestro blog: “Como disfrutar a tope los días de cuarentena” (insertar enlace al próximo blog) y descubre todo lo que tenemos para ti.