Consejos para compartir habitación o piso

20 junio 2022 | Vida universitaria
Consejos para compartir piso o habitación en residencias de estudiantes

Ventajas de una buena convivencia entre estudiantes

La mayoría de las personas que quieren cursar una universidad alejada de su hogar, tienen que tomar la decisión de trasladarse a la ciudad donde se encuentra esta. Esto quiere decir que también hay que encontrar un lugar de residencia para esos años, ya sea un colegio mayor, una residencia o en este caso un piso a compartir entre varios estudiantes.

Esta experiencia puede ser divertida, pero si es cierto que el hecho de compartir espacios con gente desconocida también puede ser estresante, sobre todo al principio. Hay mucha incertidumbre en esta situación y por eso tiene que haber comunicación desde el principio para establecer unas normas de convivencia básicas.

Es cierto que se ven obligados a tomar esta decisión por lejanía, pero también hay que ver el lado positivo y tomárselo como una experiencia enriquecedora, divertida y por qué no, en la que tal vez hagas amigos, conozcas personas interesantes y llegues a considerar ese sitio una especie de hogar.

Consejos para compartir piso o habitación

Te dejamos varios consejos para compartir piso o habitación entre estudiantes que se encuentran en tu misma situación y esperamos que te sirva para encontrarle más cosas positivas que negativas.

  • Consejo 1: Ten en cuenta a tu compañero/s
    Es un consejo que hay que tener en cuenta, aunque es de sentido común. Vas a encontrarte con situaciones nuevas al principio por estar en una situación diferente, por eso, no está demás mencionar el ser consciente de que estás con más personas en el piso, que ya no eres una persona individual ni tienes la confianza suficiente para hacer qué tipo de cosas que hacías en casa.

    Así que ten paciencia, comunicación y acuérdate de que estás con más gente y de que si tu compañero de piso está enfermo seguro que te agradece que esos días la música no la pongas a todo volumen, por ejemplo.

    Este primer consejo lleva de la mano el que también muestres respeto. Hay que respetar cómo es cada uno y esforzarse por comprender las necesidades de las otras personas. Ten en cuenta que si respetas situaciones que entren dentro de lo común en una convivencia, el resto será mucho más fácil.

  • Consejo 2: Establece normas
    Las normas son un básico para la convivencia y es una de las primeras cosas que hay que asentar para que todo el mundo sepa en qué hay que arrimar más el hombro, qué situaciones o tareas son comunes y cómo y cuándo se llevarán a cabo. Las labores principales son la limpieza, los niveles de ruido, establecer unas bases a la hora de utilizar el aire acondicionado si lo hubiera y la calefacción, también si se va a compartir comida (la lista de la compra, cuándo hacerla, repartir la tarea entre los miembros del piso), etc.

    Cuantas más cosas queden acordadas, mejor será la convivencia, porque en principio habrá menos margen para el caos y el desagrado por parte de algún compañero.

  • Consejo 3: Limpieza
    Limpiar es necesario y a no ser que se tenga contratado un servicio de limpieza hay que hacerlo en algún momento. La clave está en que las personas integrantes del piso o de la habitación se repartan esta tarea y no sea solo una persona la que lo haga, porque esto puede llevar a situaciones incómodas e incitar a discusiones de las que se pueden prescindir.

    Lo mejor es establecer unos días por semana para limpiar y llegar a un consenso de quién hace el qué o de cuando le toca a quién, pero siempre que sea equitativo y que todos ayuden por igual.

  • Consejo 4: Tu habitación tiene que ser respetada
    Si la situación en la que te encuentras es de estar compartiendo habitación, entonces habrá que establecer dentro de esta unos espacios para que las personas que compartan el espacio sientan que dentro de este tienen el suyo propio. Cómo compartir habitación puede ser una tarea algo más complicada por el espacio reducido que hay para dos desconocidos pero también estrecha lazos y es una buena idea para alguien que tenga que alejarse de su casa para estudiar.

    Si por el contrario tienes tu propia habitación en un piso compartido, tiene que quedar claro que este espacio es tu templo. Hay que respetar la privacidad de cada uno y evidentemente no se deberá entrar en la habitación de ningún integrante del piso sin su permiso.

  • Consejo 5: Las zonas comunes, son comunes hasta cierto punto
    Es evidente que hay espacios de la casa que son comunes como salón, baños y cocina. Dentro de cada lugar se tendrá que haber establecido previamente un orden también para que cada persona encuentre su espacio, sobre todo en la cocina si no se comparte la comida y en el servicio con objetos como el cepillo de dientes, la toalla, etc.

    En este apartado podemos también dejar clara la utilización de estas zonas y la libertad a la hora de traer amigos a casa o hacer fiestas. Al compartir los espacios con más personas hay que tenerlas en cuenta a la hora de invitar a gente, sobre todo si las visitas son entre semana.

Esperamos que estos consejos para compartir un piso de estudiantes te ayuden a tener una buena experiencia. Recuerda que compartir por lo general, es ser amable y que una buena comunicación también es crucial para establecer tus acuerdos y desacuerdos con los compañeros.

¡Esperamos que disfrutes!

Noticias relacionadas