¿Es posible trabajar y estudiar a la vez? 

¿Te planteas la posibilidad de empezar a trabajar y estudiar a la vez? Muchos son los estudiantes que están en esta situación, ya sea por necesidad económica o porque sea decisión propia. De cualquier manera, trabajar y estudiar a la vez es posible. Y así lo corroboraron estudios científicos, que además demuestran que los estudiantes que compaginan estudios y trabajo están más comprometidos con sus estudios al ser ellos mismos quienes se lo pagan. 

A priori, parece complicado trabajar y estudiar a la vez, pero el secreto está en saber organizarte para que todas tus tareas te cuesten la mitad de esfuerzo. Antes de darte cualquier consejo, te contaremos las ventajas y desventajas de compaginar estudios y trabajo. 

Ventajas y desventajas de trabajar y estudiar a la vez

Principales ventajas de compaginar estudios y trabajo

Las ventajas de trabajar y estudiar a la vez son las siguientes:

  • Experiencia: el tener fijado un horario que tienes que cumplir y en el que tienes que ser puntual te sirve como experiencia, no solo para la vida, sino para el estudio también.
  • Pronta inserción en el mercado laboral: esto te ayudará a ir cogiendo experiencia poco a poco en el mercado laboral. Y si es un trabajo relacionado con lo que estás estudiando, será mucho mejor ya que te servirá para aprender muchas cosas relacionadas con lo que estudias. 
  • Ganar dinero: no solo te permite pagarte tu carrera universitaria, sino que también podrás destinar una parte a tus necesidades básicas y también a tus gustos y preferencias. El ganar dinero, además, te da libertad ya que eres tú el que te gestionas tu dinero, lo cual aumenta tu confianza y te permite no estar atado a nadie. 

Principales desventajas de compaginar estudios y trabajo

En cuanto a las desventajas de trabajar y estudiar a la vez, tenemos: 

  • Menos tiempo libre: al compaginar estudios y trabajo, tendrás menos tiempo libre para tus actividades de ocio, por lo que te recomendamos que hagas las estrictamente necesarias. También tienes la opción de dedicarte un día entero de descanso para ti o para las actividades de ocio que quieras.
  • Menos tiempo y energía para estudiar: el tiempo que estés trabajando es fijo por lo que será tiempo en el que no puedas estudiar. También verás disminuidas tus ganas de estudiar debido al esfuerzo que supone el trabajo, por lo que estarás más cansado.
  • Disminuye el nivel: para alcanzar el máximo nivel en los estudios necesitas dedicarle mucho tiempo y al trabajar, no tendrás tanto. Esto está relacionado con el ritmo en la universidad, ya que no podrás dedicar tanto tiempo a todas las materias que podría gestionar un estudiante que no trabaja. 

A pesar de todo esto, si estás preparado y convencido para empezar a trabajar y estudiar a la vez, te vamos a dejar una serie de consejos para que puedas compaginar ambas cosas.

Consejos para compaginar estudios y trabajo

1- Organizar las tareas es imprescindible.

Es lo primero que debes hacer para poder sacar todo adelante. Te recomendamos que te fijes unos objetivos para cada día en función del tiempo del que dispongas para realizar todas tus actividades y de tus capacidades. 

2- Realizar tareas físicas cuando tu rendimiento mental baje.  

Cuando veas que tu mente no puede más, cambia a otra tarea y te aconsejamos que sea física ya que te costará mucho menos esfuerzo mental. De esta manera, podrás aprovechar cada minuto al máximo.  

3- Fija unas metas.

Si te fijas unos objetivos determinados será más fácil conseguirlos, y si además apuntas estos objetivos en una lista para ir tachándolos según los logras te motivará mucho más.

4- Relajarse.

Es fundamental que te dediques tiempo a ti, a relajarte y a descansar ya que tu cuerpo y tu mente lo requieren. Haz la actividad que más te guste, ya sea leer, ver una serie o película, incluso descansar en el sofá sin hacer nada. Lo que necesites para poder desconectar.

5- Tener paciencia es fundamental.

Habrá días que no puedas más, que estarás agotado, pero recuerda que todo esfuerzo tiene su recompensa. Por eso, es fundamental la paciencia, no estudiarás eternamente y la satisfacción al acabar valdrá la pena.

Desde micampus Residencias te apoyamos en la decisión que tomes sobre compaginar estudios y trabajo y esperemos que estos consejos te sean útiles para llevarlo a cabo.